Nos estamos empezando a arrepentir de comprar las Oculus Quest

¡Por fín, Oculus Quest está aquí! No más cables molestos, nada de mega ordenadores VR ready, olvidémonos de los sensores y además viene con controles. Y todo por 450€. ¿Qué mas se puede pedir?

Las Oculus Quest resuelven muchos de los problemas que tiene su hermano mayor el Rift original. Es muy fácil de configurar: simplemente hay que ponerse el casco y dibujamos el área jugable alrededor de la habitación con un controlador. Sin cables, sin sensores para configurar, sin nada. ¡Fantástico!

Los controles son excelentes. Aún recordamos esa desconexión que sentíamos en los primeros modelos de Oculus en los que había que usar un controlador de Xbox en lugar de poder ver tus manos virtuales en frente de ti y que realmente arruinaban la experiencia del usuario. Ahora, recoger todo, desde bloques hasta pistolas, se siente muy natura. Por supuesto, todavía hay desafíos técnicos que superar, como mejor FOV y resolución, ya que ambos aún son bajos, pero aparte de eso, las Oculus Quest son un salto en la buena dirección.

Análisis Oculus Quest

Oculus Quest, como ya hemos comentado, son unas gafas VR completamente libres de cables, independientes a un PC, con todos los sensores incorporados. Es un genial punto de partida para mostrar las capacidades de VR para aquellos que son nuevos en la tecnología.

El procesador de las Oculus Quest no puede obtener la misma calidad de imagen que unas gafas VR controladas por un PC como las Rift. El procesador Snapdragon 835 es el mismo que se encuentra en un Google Pixel 2, Razer Phone y Samsung Galaxy 8. Pero bien es cierto que no muchos juegos requieren un nivel de procesamiento realmente alto.

Además utilizan audio espacial dirigiendo el sonido a tus oídos a través de agujeros de sonido ocultos en la correa de sujeción para la cabeza. Esto permite escuchar los sonidos del juego mientras puedes continuar conversando con tus amigos. El dispositivo también es compatible con auriculares de 3,5 mm para una experiencia más inmersiva.

Especificaciones de las Oculus Quest

  • Panel de visualización: OLED
  • Resolución de pantalla: 1440 x 1600 por ojo (Oculus Rift tenía 1080 × 1200 por ojo)
  • Frecuencia de actualización de 72Hz
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 835
  • 4GB de RAM
  • Batería de iones de litio con 2-3 horas de reproducción, dependiendo de lo que estés jugando
  • 6 grados de libertad de cabeza y mano de seguimiento.
  • Dos controladores táctiles
  • Peso: 571g (Rift es 470g)

Oculus Quest son las primeras gafas independientes de Facebook que ofrecen un seguimiento de seis grados de libertad (6DoF). Esto significa que las gafas tienen las mismas capacidades de seguimiento que normalmente se reservan para las gafas VR controladas por un PC de alta gama.

¿Pero entonces, dónde esta el problema con Oculus Quest?

Pues que esto es un estudio de realidad virtual y tenemos que trabajar. Ahora es tan fácil y cómodo el llegar y ponerte las Quest que nos estamos picando a juegos que antes por pereza no le dedicamos tanto tiempo. ¡Así no se puede!

Bromas a parte pensamos que las Oculus Quest son un buen dispositivo que va en la buena dirección y es la de seguir abriendo el mercado de la VR, haciéndolo accesible para la mayoría de la gente. Está claro que técnicamente se puede mejorar en muchas cosas pero es un paso acertado que mejora la experiencia enormemente.

…las Oculus Quest como muchos otros dispositivos, son un medio para hacer llegar al público un nuevo modo de contar las cosas, de vivir experiencias, de entretener.

Para nosotros, el problema principal con la realidad virtual a día de hoy es el contenido. Tanto el alcance del contenido como el tipo de contenido que existe para la estos dispositivos.

En todo este tiempo hemos jugado a casi todos los grandes juegos Robo Recall, BeatSaber, Superhot,… Sin duda son juegazos y muy divertidos, pero todavía parece que juegan en otra liga.

Es importante que la industria, y nosotros como creadores de contenido, empiece a preocuparse por crear experiencias para realidad virtual que apoyen a estos dispositivos, llamando la atención del público más allá de la sorpresa inicial, creando así una demanda fiel de este tipo de experiencias. Porque no nos engañemos, las Oculus Quest como muchos otros dispositivos, son un medio para hacer llegar al público un nuevo modo de contar las cosas, de vivir experiencias, de entretener.

Estamos deseando de ver como siguen evolucionando los juegos para realidad virtual y personalmente creemos que realmente una de las grandes oportunidades va a ser cuando No Man’s Sky llegue a la realidad virtual, ya que parece que encaja a la perfección.

Pero a día de hoy, a las Oculus Quest aún les cuesta competir de tu a tu con un PC, Xbox o PS4. ¡Aunque va por buen camino!

Escribe un comentario